Prevenir problemas con los implantes dentales.

11 Abr Prevenir problemas con los implantes dentales.

 

Después de colocarte implantes dentales se inicia el proceso de osteointegración, durante el que los tornillos de titanio que comprenden la raíz del implante se unen para siempre al tejido óseo de tu maxilar. Éste tiempo es crítico, y su buena marcha es necesaria para garantizar una larga vida a tu nuevo diente. Existe un peligro, la infección bacteriana puede comprometer la estabilidad del nuevo implante; además, puede extenderse al vulnerable maxilar.

Cuando se implanta un tornillo de titanio en tu cuerpo comienza una carrera entre las defensas de tu cuerpo y las bacterias patógenas, de ganar éstas últimas, crean una película protectora alrededor del implante. Las bacterias colonizan el implante, provocando una reacción inflamatoria que de no solucionarse puede desembocar en la atrofia del maxilar.

Para reducir éste riesgo, los investigadores se ponen en marcha para crear materiales más resistentes a la infección. En el Instituto Fraunhofer de Materiales Avanzados, en Bremen, ya se ha logrado. En colaboración con los principales fabricantes, han producido una sustancia que recubre los implantes y reduce al mínimo la posibilidad de que las bacterias se adhieran a los mismos.

Se llama DentaPlas, y combina propiedades físicas y químicas para impedir el crecimiento bacteriano, aumentando así las probabilidades de éxito del implante. Ésta cubierta atrae la humedad y promueve el crecimiento celular; por otro lado, una finísima capa de plata se disuelve a lo largo de las semanas posteriores liberando iones de plata que cumplen una función antibacteriana.

El DentalPlas consiste en tres capas protectoras que recubren los implantes dentales, la capa central es la plata con propiedades biocidas, protegida entre dos capas de un polímero especial que evitan que entre en contacto con tu tejido, y que los iones que libera vayan escapando progresivamente para anular cualquier efecto tóxico.

En ensayos clínicos, los investigadores del IFAM han demostrado la viabilidad de éste material, que se ha probado totalmente seguro  biocompatible, y no compromete en nada la estabilidad de los implantes que recubre. Éste avance no tardará en llegar a los gabinetes de los dentistas, y represente sólo un pequeño capítulo en la historia de la investigación médica. Poco a poco los tratamientos se volverán menos invasivos, más efectivos y más duraderos; y esto para ti, como paciente, solo puede significar buenas noticias.

En la Clínica Dental Miradent, Sangenjo 21, Herrera Oria, Madrid; ponemos éstos avances a tu disposición para ofrecerte un servicio inmejorable, en todos nuestros años de práctica las complicaciones sufridas por nuestros pacientes han sido mínimas y siempre con fácil solución.

Sin Comentarios

Publicar Un Comentario