Trastornos de la Articulación Temporomandivular

22 Mar Trastornos de la Articulación Temporomandivular

 

El trastorno de la Articulación Temporomandivular ATM es un término que se refiere a un amplio espectro de problemas. Entre sus causas más frecuentes se encuentra el daño a los dientes o mandíbula, la mala alineación de la mandíbula superior e inferior, el bruxismo, el estrés, la artritis… o quizás simplemente una mala postura o mascar chicle de forma excesiva. Como puedes ver, existe una amplia muestra de causas posibles que pueden desembocar en dolor en la ATM, chasquidos, dolor de oídos, color de cabeza o dificultad en el abrirse y cerrarse de la boca.

Si bien estos síntomas se manifiestan con distinta intensidad, si se dejan estar pueden acabar desembocando en una auténtica y muy presente molestia. Los síntomas pueden ser temporales o extenderse durante años, y pueden presentarse en uno o en ambos lados de la mandíbula. Por desgracia, son muchas las enfermedades que pueden producir síntomas parecidos; de modo que la única forma de descubrir un trastorno de la ATM, Articulación Temporomandivularserá acudir a un especialista.

Acude a un especialista cualificado para que pueda realizar un examen de tu mandíbula, y estudiar los ruidos y dolores que puedas sentir. En general, se toma una imagen de rayos-x para poder ver la estructura de tu maxilar y dentadura. Si el diagnóstico se complica, es posible que se necesite emplear herramientas más avanzadas; pero sólo en los casos más difíciles.

Mientras esperas recibir tratamiento, existen algunas medidas que puedes tomar para aliviar los síntomas en caso de que se vuelvan muy molestos. Si tienes dolor muscular o hinchazón en la zona de la articulación, puedes tomar antiinflamatorios (como el ibuprofeno) o ponerte un paquete de hielo para aliviarlos. Comer comidas suaves, que no requieran una masticación demasiado energética te ayudarán a prevenir imprevistos y molestias. En general, evita realizar movimientos extremos de mandíbula como bostezos o gritos; o someterla a esfuerzos inútiles como el descansar la mandíbula en las manos. Si tu dentista te ha dado el visto bueno, también podrás realizar pequeños ejercicios de estiramiento, durante unos 10 minutos y seguidos por la aplicación de calor.

El tratamiento del síndrome de la ATM, Articulación Temporomandivular se adaptará a las características de tu problema, y puede involucrar desde cirugía a tratamientos de ortodoncia. Lo mejor que puedes hacer es ponerte en las manos de un profesional cualificado, en la Clínica Dental Miradent contamos con especialistas que te ayudarán a olvidarte de éste molesto problema.

Sin Comentarios

Publicar Un Comentario