Implantes dentales: presente y futuro de la Odontología

09 Oct Implantes dentales: presente y futuro de la Odontología

Los implantes dentales son, a día de hoy, la mejor y la más avanzada técnica para la reposición de dientes perdidos por cualquier causa. Son innumerables las ventajas que poseen respecto al resto de alternativas, entre las que se encuentran las prótesis fijas de diversos tipos de cerámica (puentes) y las prótesis removibles de diferentes materiales. En este sentido, es la opción que más se parece a un diente natural, equivaliendo el implante a la raíz del diente, acoplándosele posteriormente una corona, atornillada o cementada a dicho implante.

A diferencia de lo que se pueda pensar en un principio, al ser una técnica quirúrgica, el implante es la forma menos agresiva, y por lo tanto, más conservadora de reponer piezas ausentes, pues la técnica se circunscribe al hueco existente, sin necesidad de tallar las piezas adyacentes para su utilización como pilares (puentes fijos), o enganchar en dichas piezas retenedores para estabilizar y sujetar incómodas prótesis removibles, con el consecuente desgaste de las mismas.

¿Qué tipos de implantes dentales existen?

Existen muchos tipos de implantes adaptados a las diferentes necesidades anatómicas, funcionales, cronológicas y estéticas de cada paciente. Así disponemos de implantes cuyo diseño, tamaño y superficie pueden adaptarse a los diferentes tipos de hueso, implantes extra cortos para huesos con medidas reducidas, implantes preparados para soportar cargas inmediatas y poder colocar las prótesis en poco tiempo, incluso en el mismo día. De hecho, incluso existen implantes para realizar técnicas complejas cuando existe atrofia severa de maxilar (implantes Zigomáticos). Así, se podría decir sin temor a equivocarse, que existe al menos un implante adecuado para cada caso concreto, por muy particular que este sea.

Una vez colocado el Implante en el hueso, quedará sujeto a él inicialmente de forma mecánica debido a su condición autorroscante (retención primaria). Posteriormente, trascurrido el período de oseointegración, se consolidará esta sujeción mediante una unión biológica implante-hueso, procediéndose en ese momento a la colocación de la prótesis.

¿En qué consiste la técnica de los implantes dentales?

Como ya se ha comentado, existen técnicas y protocolos que disminuyen mucho estos tiempos, pudiendo incluso llegar a lograr una prótesis en el mismo momento de la cirugía.

En este sentido, se dispone de técnicas de Cirugía Guiada por ordenador que permiten, con una precisión milimétrica, utilizando herramientas radiológicas y programas informáticos adecuados, realizar planificaciones en 3D y virtualizar técnicas quirúrgicas para, posteriormente, realizar cirugías mucho más precisas y seguras; así como poder enviar paralelamente información al laboratorio protésico para que, utilizando técnicas de CAD-CAM, pueda elaborar prótesis que estén disponibles el mismo día de la cirugía.

Una ayuda inestimable en el campo de la Implantología y de la cirugía oral en general son las técnicas de Regeneración ósea Guiada y la Cirugía Mucogingival, que pueden servir en cirugías implantológicas complejas para reparar hueso y partes blandas, mejorando mucho el resultado estético final. Para realizar estas técnicas, se puede utilizar hueso del propio paciente, hueso animal tratado o múltiples preparados sintéticos inorgánicos. Para la cirugía de partes blandas se utilizan igualmente injertos autólogos, es decir, del mismo paciente, o sintéticos.

En este campo, un gran avance es la utilización del plasma rico en factores de crecimiento (PRGF), obtenidos de la propia sangre del paciente mediante un proceso de centrifugación. Este producto orgánico ayuda a mejorar la regeneración de los tejidos biológicos y acelerar la cicatrización en general.

Por último, las recientes investigaciones en Ingeniería Genética con cultivos de Células Madre de origen dental, van encaminadas a abrir la puerta, en un futuro próximo a la implantación de gérmenes dentarios en zonas edéntulas que posteriormente reemplazarán los dientes perdidos.

Hasta que podamos disponer de esta tecnología en nuestras consultas, son los Implantes Dentales, sin ninguna duda, la mejor manera de reponer piezas dentales perdidas o ausentes.

Dr. Gómez Mira

Sin Comentarios

Publicar Un Comentario