Blanqueamiento dental, luce tu mejor sonrisa.

21 Nov Blanqueamiento dental, luce tu mejor sonrisa.

El blanqueamiento dental es una especialidad de la odontología estética muy demandada actualmente.

¿Sabemos cuáles son todos los causantes de unos dientes amarillos? En la mayoría de los casos este cambio de color se debe a la falta de limpieza y el consumo en exceso de alimentos como el té, el café, el kétchup o el tabaco. Sin embargo, el esmalte de las personas puede variar mucho independientemente de estos factores.

 

Lo que sí tenemos todos claro es que no hay una mejor carta de presentación que una sonrisa blanca, sana y bonita. Y es que una de las principales razones por las que la gente se decide a hacerse este tratamiento de blanqueamiento dental es la estética.

 

De hecho no son pocos los que han acudido a Internet en busca de remedios caseros para hacer sus dientes más blancos, pero ¿realmente funciona? Muchos de éstos emplean como solución sustancias erosivas y abrasivas como el bicarbonato de sodio o el zumo de limón, que pueden llegar a desgastar el esmalte y provocar lesiones en tejidos blandos.

 

No siempre es fácil conseguir los resultados deseados, pero sin duda hay que hacerlo acudiendo a una clínica dental. Por eso en Miradent, con el fin de conseguir un efecto óptimo, nos gusta realizar un análisis previo para escoger la técnica de blanqueamiento dental adecuada en cada caso. Tenemos en cuenta el cuidado bucal, la higiene dental, la alimentación del paciente o alguna posible enfermedad dental.

 

Igual de importante a la preparación es el cuidado posterior al tratamiento odontológico. Si se realiza un mantenimiento adecuado el blanqueamiento pude durar hasta 4 años con un estado impecable.

 

En Miradent queremos dar algunos consejos para prolongar esa sonrisa perfecta lo máximo posible: evitar fumar, no tomar alimentos muy fríos o calientes que puedan producir hipersensibilidad dentaria, reducir el consumo de té, café, bebidas con colorantes o frutas oscuras como las moras o los arándanos; y, por supuesto, mantener una buena y constante higiene bucal cepillando los dientes después de cada comida.

 

Ahora que ya tienes la información, ¿te animas a que saquemos brillo a tu sonrisa?

Sin Comentarios

Publicar Un Comentario