Cómo el Botox combina con el Ácido Hialurónico.

19 Abr Cómo el Botox combina con el Ácido Hialurónico.

Cómo el Botox combina con el Ácido Hialurónico

 

Los rellenos de Ácido Hialurónico son un tratamiento muy efectivo que nos permiten corregir líneas de expresión y arrugas. Sin embargo, sus efectos pueden ser limitados y con la progresiva degradación del material éstos acaban por desaparecer por completo. Por fortuna, nuevas evidencias científicas apuntan a un modo de prolongar los efectos de ésta sustancia milagrosa. Y no podría ser más sencillo. Hoy, desde el Blog de la Clínica Dental Miradent, hablamos de cómo el Botox combina con el Ácido hialurónico potenciando los efectos del mismo.

 

En un artículo publicado en Plastic and Reconstructive Surgery, la revista oficial de la Sociedad Americana de Cirujanos Plásticos, y escrito por el Dr. Küçüker de la Universidad de Samsun, se ha descrito con precisión como el efecto del Botox sobre los músculos prolonga la vida y el  efecto de ésta sustancia. Tanto el uno como el otro son las sustancias de relleno más populares en el mercado, y representan un enorme porcentaje de las intervenciones cosméticas mínimamente invasivas que se realizan.

El Ácido Hialurónico es una sustancia natural, totalmente biocompatible, que se inyecta bajo la piel para darle volumen y realzar su aspecto. Éste efecto rejuvenecedor es temporal, y se va disipando a medida que el cuerpo la absorbe. Sin embargo, también se ha descubierto que la fuerza que los músculos colindantes ejercen sobre los depósitos de Ácido Hialurónico ayuda a disiparlos.

Es por ello que los efectos del Botox acombina con el  Ácido Hialurónico alargando los efectos del mismo, la toxina botulínica paraliza los músculos durante algunos meses; él sólo es muy utilizado para limitar las arrugas de expresión que aparecen con la edad, pero si se emplea en combinación con el Ácido Hialurónico los efectos de éste último se potencian enormemente.

El Dr. Küçüker y su equipo demostraron éste potencial en un estudio con conejos, inyectando una pequeña cantidad de Ácido Hialurónico en ambas orejas pero sólo Botox en una de ellas. Al paso del tiempo, pudo comprobarse que el volumen de Ácido Hialurónico en la oreja con Botox era un 50% más alto, una diferencia que puede comprobarse a simple vista con los efectos del Ácido.

Así, el artículo concluye fehacientemente los efectos clínicos positivos que el Botox tiene cuando se usa en combinación con el Ácido Hialurónico; y se aporta la suficiente evidencia científica para empezar a ensayar ésta aproximación con los pacientes que busquen mejorar el aspecto de su piel.

El Ácido Hialurónico y el Botox son sustancias seguras y probadas a lo largo de años y en cientos de miles de pacientes por todo el mundo. En manos de un profesional pueden obrar milagros, y si se usan en combinación entre ellos o junto con otros procedimientos de estética facial los efectos pueden cambiarte la vida.

En la Clínica Dental Miradent, Sangenjo 21, Herrera Oria, Madrid; contamos con una amplia experiencia en la realización de éstos procedimientos mínimamente invasivos. Acércate y pídenos consejo, te ofreceremos la mejor opción para solucionar aquellos pequeños desperfectos que te separan de un rostro sano y juvenil.

Sin Comentarios

Publicar Un Comentario